Un evento corporativo a nivel interno buscan normalmente la motivación del equipo así como la generación de sinergias entre los distintos miembros de la compañía.

Nos estamos pues refiriendo a eventos internos como una junta general de accionistas, comidas y cenas de empresa, acciones de team-building, talleres y formación…

A nivel externo, este tipo de eventos son aquellos en los que la empresa se relaciona con clientes (finales o intermedios), o con proveedores (a fin de mejorar las relaciones y buscar la competitividad conjunta en el mercado). Los eventos corporativos externos con clientes, permiten a la marca trasladar un mensaje determinado a un público concreto, una manera de seleccionar su target objetivo con tal de maximizar el ROI del mismo.

Es un arma efectiva de comunicación siempre que se planifique adecuadamente.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de organizar un evento? ¿Qué objetivos buscamos con la organización de este evento? ¿A quién nos dirigimos? ¿Qué pretendemos comunicar y cómo pretendemos hacerlo? ¿Qué recursos tenemos?

01.
EVENTO PLANEADO:

Al elegir la fecha, debe tenerse en cuenta que no coincide con ningún otro evento que pueda eclipsar nuestro evento.
La elección del lugar, así como la duración del evento o la escenografía y la infraestructura necesarias, estarán determinadas por el concepto que se comunicará y, obviamente, por el presupuesto con el que contamos, aunque a menudo las soluciones creativas funcionan tanto o mejor que soluciones muy caras.

02.
COMUNICACIÓN DE EVENTOS:

Deberá encargarse de todo el proceso, comenzando con la comunicación del evento, ya que una comunicación original provocará en nuestro objetivo una cierta curiosidad, que trataremos de mantener durante todo el evento.
Al planificar el evento, tenga en cuenta la secuencia del proceso: llegada del cliente (fácil acceso y estacionamiento), bienvenida, indicaciones, sensación de acompañamiento del huésped, buenos servicios de atención general ... El propósito es dejar una buena memoria , que en días posteriores al evento se puede reforzar.

03.
EVALUACIÓN DEL EVENTO:

A lo largo de los días subsiguientes del evento, se debe realizar una evolución del desarrollo del evento, evaluando los errores y las mejoras que podrían considerarse.

image